El secreto de una Navidad sostenible

“Cuantas más cosas le compre, más feliz será esa persona”.

Seguramente esa frase te suena y más de cara a las fechas que se aproximan: Papá Noel, Navidad, Año Nuevo, Reyes Magos…cualquier día de estos días tan entrañables es una buena excusa para comprar cualquier cosa.
Es un hecho que vivimos en una sociedad consumista, pero esto no significa que por esta realidad tengamos que consumir más de lo que necesitamos, de hecho ya nos están dando toques de atención de que como sigamos a este ritmo, nos extinguiremos antes de lo previsto.

El Planeta Tierra se está atando el cinturón por el boom que llega ahora: sobreproducción de plásticos, materiales contaminantes, químicos… No nos damos cuenta de que por intentar hacer feliz a alguien de forma material, con cosas que no necesita pero que le entren por los ojos, vamos a causar un impacto medioambiental brutal, para el que no estamos preparados y más cuando llevamos acumulándolo desde hace años.

Yo no te estoy diciendo que no le regales nada a tu madre el día de Reyes, te estoy diciendo que reflexiones sobre este hecho y veas lo que tu madre realmente necesita; puede que el invitarla a un Musical y pasar un día con ella le haga muchísima más ilusión que el último bolso de Gucci que acabará rompiéndose para que compres otro.

Quiero que cuando vayas al supermercado a gastar la paga extra, te detengas 5 segundos y veas si hay alternativas más sostenibles para poner en la cena de Nochebuena. Porque para ti esto supone una ocasión especial, pero piensa que millones de personas tienen la misma idea y al final acabamos consumiendo más de lo necesario y de forma muy poco sostenible.

Espero que mis palabras te hagan reflexionar un poco y quiero animarte a que pienses antes de actuar, que lo importante es el amor y la compañía, no todo lo que intenta suplantarlo.

Autora: @meryoca

Share your thoughts