Diseño Sostenible: ¿Estilo de Vida o moda pasajera?

Vamos a empezar por el principio. ¿Qué es la “sostenibilidad”?

Sostenibilidad es asumir que la naturaleza y el medio ambiente no son una fuente inagotable de recursos, siendo necesario su protección y uso racional.

¿ Y el diseño gráfico?

El diseño gráfico es una profesión cuya actividad consiste en proyectar comunicaciones visuales destinadas a transmitir mensajes específicos, con objetivos determinados. Esta actividad ayuda a optimizar las comunicaciones gráficas.

Teniendo estos dos conceptos claros… ¿Qué es entonces, el diseño gráfico sostenible?

El diseño gráfico sostenible es aquel que estudia desde un principio los productos fruto de su actividad, y los elementos que se emplean en el proceso de diseño (materiales, soportes, transporte, el uso que se le va a dar a cada producto…), con el fin de minimizar al máximo el impacto medioambiental de los mismos, y de asegurar un futuro sostenible.

good-soul-shop-RktYnp7Sbt8-unsplash

El término sostenible, es un término con el cual cada día estamos más familiarizados. De hecho, esta palabreja se viene repitiendo cada vez más y más entre empresas, en las que hace unos meses ni tendría cabida. Muchas otras nuevas empresas se han basado en ella para que sea uno de sus pilares, y en las redes sociales se han creado grandes movimientos y campañas basadas en este concepto que mueven a millones de personas.

Esto, me ha hecho reflexionar. ¿Es la sostenibilidad realmente un estilo de vida, o una simple moda pasajera?

Es cierto que los  hábitos de los consumidores están cambiando, y cada vez más gente tiene más conciencia ambiental. De ahí viene, precisamente, que cada vez existan mas productos ecológicos, tendencia que también se extiende a otros campos como por ejemplo la moda, y el diseño gráfico.

Por lo tanto, podemos pensar que una gran mayoría de los consumidores tanto de productos sostenibles, como de moda sostenible, y por supuesto, de diseño gráfico sostenible, son gente que realmente está concienciada. Gente que está forzando al cambio, y, aunque posiblemente a muchas de las empresas que incluyen la sostenibilidad entre uno de sus valores, siga sin preocuparles demasiado este tema, no han tenido otra opción más que sumarse, sintiendo la presión de todos aquellos que quieren salvar el mundo, a esta tan necesaria tendencia hacia la sostenibilidad, que ha llegado para quedarse.

Share your thoughts